El aparato reproductor femenino

Ciclo ovárico
Las hormonas sexuales femeninas son los estrógenos y las progesteronas. Cuando el nivel de estrógenos es mínimo se induce la formación de un folículo en un ovario que madura hasta formar un folículo maduro o un folículo de Graaf.

Durante la ovulación los niveles de estrógenos son máximos.
A partir de la ovulación los niveles de progesterona aumentan y se induce el crecimiento y la maduración del endometrio.

Si se produce fecundación:
Se produce el coito o acto sexual. El penis penetra en la vagina, se produce la eyaculación y se liberan los espermatozoides. Los espermatozoides se desplazan rápidamente. Permanecen vivos entre 3 y 5 días, el óvulo sólo puede ser fecundado durante 24 horas después de la ovulación.

Si no se produce la fecundación:
Si no se produce fecundación el óvulo muere. Queda absorbido por el propio cuerpo o expulsado durante la menstruación. Si no hay fecundación el organismo deja de producir progesterona y estrógenos.
Durante la menstruación parte del endometrio se desprende.

Ovario
Los ovarios tienen la forma y el tamaño de una almendra. En su interior maduran los óvulos.
Las niñas nacen con más de un millón de óvulos, pero solo se liberan unos 400 en los ciclos menstruales al lo largo de la vida.

Las Trompas de Falopio
La trompa de Falopio comunica el ovario con el útero. Por su interior se desplaza el óvulo hasta alcanzar el útero. El interior de esta trompa está cubierto de unos cilios que ayudan al óvulo a desplazarse.

Útero
El útero es un órgano vacío recubierto por una capa gruesa de tejido muscular (miometrio). En su interior se encuentran el endometrio, una membrana mucosa donde se implanta el óvulo fecundado.

Vagina
La vagina es un conducto fibromuscular elástico que comunica el útero con el exterior. Se extiende desde la vulva hasta el útero.

 

Véase la animación completa:

La reproducción humana

 

También te podría gustar...